Hoy en Jueves de salud: El éxito y la autoestima.

El trabajo es una parte fundamental en la vida del ser humano.

Es una actividad que:

  • Proporciona un ingreso,
  • Beneficia algún sector de la población,
  • Sirve para el desarrollo personal de quien lo efectúa.

Cuando se cumplen cualquiera de estos aspectos, se eleva la autoestima de la persona que lo lleva a cabo.

En nuestra sociedad, el trabajo está considerado como un elemento que refleja la importancia y capacidad de una persona. A mayor jerarquía y/o sueldo, mayor probabilidad de que se fortalezca la autoestima de la persona que trabaja.

130

Tener una autoestima alta en el trabajo, no quiere decir que podemos hacer todo y hacerlo siempre bien.

Significa que:

  • Tenemos la capacidad para reconocer nuestras habilidades y limitaciones,
  • Estamos dispuestos a arriesgarnos y aprender,
  • Podemos pedir ayuda sin sentirnos mal o temer la crítica de los demás,
  • Nuestras expectativas son realistas y confiamos en alcanzarlas,
  • Tenemos la capacidad de aceptar y adaptarnos a los cambios necesarios,
  • Podemos trabajar en equipo y ayudar a los demás, para que logren el éxito,
  • Soñamos, compartimos nuestros sueños y tratamos de alcanzarlos,
  • Tomamos decisiones y nos responsabilizamos,
  • Tratamos de ser creativos.

Cuando una persona tiene una autoestima baja, repercute en la calidad y cantidad de su trabajo y en las diferentes relaciones que éste implica (jefes, empleados, clientes, proveedores, compañeros, etc.).

excusitis

Es importante recordar que una autoestima baja no siempre está relacionada con la falta de capacidad o conocimientos. Es el resultado de comparar lo que creo que soy, con lo que debería ser; de medirnos en función de una imagen irreal, que nos formamos a partir de las expectativas exageradas de otras personas: padres, maestros, amigos, etc.

Si tenemos fe en nuestras capacidades, sentimos que podemos controlar nuestra vida y los problemas que surgen en el trabajo. Cuando confiamos en poder hacer algo, casi siempre lo podemos hacer y lo hacemos bien. Y si descubrimos que no lo podemos lograr, no nos auto devaluamos, ni nos sentimos mal, simplemente buscamos una mejor opción o la ayuda de la persona indicada.

Cuando los dueños de un negocio o altos ejecutivos tienen una buena autoestima:

  • Conocen la diferencia entre metas finales o a largo plazo e intermedias, a mediano y corto plazo.
  • Reconociendo que para llegar a cada una de ellas, hay que dar muchos pasos.
  • Ven cada éxito como un paso más y una señal de que van por el camino adecuado.
  • Y cada fracaso como una enseñanza y la necesidad de corregir.
  • Son flexibles y no se aferran a un solo método de trabajo o a un solo fin.
  • Reconocen sus limitaciones y buscan la ayuda de expertos, para solucionar los problemas o mejorar la empresa o negocio.
  • Escuchan y fomentan las opiniones de sus empleados, sin pensar que, por estar en otro nivel jerárquico, saben más.
  • Ante los problemas de relación, no se ponen a la defensiva, ni caen en luchas de poder.
  • Desarrollan la autoestima de sus empleados, porque no temen perder importancia o el control.

Los empleados pueden tener una autoestima baja en el área del trabajo, como resultado del funcionamiento y características de la empresa o negocio.

Una actitud autoritaria, crítica, rígida o de desprecio, disminuye la autoestima de quien la recibe.
Un empleado que se encuentra en esta situación, no sólo se siente mal, sino que busca desquitarse, trabajando mal o provocándole problemas al negocio.

 

Como ayudar a desarrollar la autoestima del empleado.
La autoestima es un proceso porque varía constantemente. Sube y baja de acuerdo a los diferentes aspectos de nuestra vida o a las situaciones que estamos viviendo. Podemos tener una autoestima elevada en el aspecto intelectual y baja en el físico y viceversa.
autoestima
Por eso, independientemente del nivel de una persona, en otras áreas de su vida, podemos elevarlo o disminuirlo en nuestros empleados. Conoce a tus empleados e interésate en lo que piensan o en lo que les pasa. Cuando haga un comentario o acción que vale la pena, demuéstrale tu aprobación y reconóceselo ante los demás.

Comparte tus experiencias, tanto de tus éxitos, como de tus fracasos. Cuando estés equivocado, reconócelo ante las personas involucradas o que estén presentes. Explícale claramente tus expectativas, sus responsabilidades, obligaciones y derechos. Transmítele tu confianza en que puede lograrlo, aliéntalo a preguntar siempre que tenga dudas. Anímalo a que tome decisiones y que las lleve a cabo sin temor, dentro de sus capacidades y su puesto. Fomenta un ambiente cálido y de apoyo. Facilita su desempeño.

Enséñalo a no tener miedo de equivocarse, pero a analizar las situaciones para tener menos errores. Ayúdalo a evaluar el error, para corregirlo, sin calificarse como persona o autodevaluarse, es decir, a entender la diferencia entre “cometí un error o una tontería” y “soy un tonto, no sirvo o nunca voy a poder”.

Dales diferentes tipos de reconocimiento (permisos, dinero, alabanzas, elegirlo el empleado del mes, etc.) con cierta frecuencia o cuando lo creas oportuno.

Anuncios

Hoy en Jueves de salud: 5 pasos para mejorar el trabajo en equipo

Toda empresa busca encontrar al líder ideal que organice la compañía y genere un ambiente de compañerismo entre los empleados. Sin embargo, la mayoría de los candidatos son buenos profesionales pero malos para manejar equipos.

Es muy difícil hoy para las empresas encontrar a un líder profesional que sea bueno en el manejo de personal dado que esa es una tarea difícil de lograr por la propia complejidad de los seres humanos. No obstante, todos quienes ocupen puestos de liderazgo, deben proponerse lograr la armonía en sus equipos e incentivar a los empleados a ser productivos.

Team Of 8 Blue People Holding Up Connected Pieces To A Colorful

Con estos 5 consejos podrás saber cómo conciliar el trabajo en equipo en tu oficina.

  1. Actúa como manager y líder a la vez

El líder debe mostrar su perfil humano para ser aceptado pero debe mantener, paralelamente, cierta distancia con el grupo para saber cuáles son sus necesidades. Además, debe saber llevar las relaciones con claridad.

A su vez, un manager debe saber conducir las necesidades del equipo para cumplir los objetivos de la organización. Para cumplir ambos roles, necesitas de práctica.

images (5)

  1. Fija objetivos

Tus empleados deben conocer siempre los objetivos a corto y largo plazo de la empresa para que se sientan motivados a cumplirlos.

  1. Delega tareas

Con tiempo, podrás manejar de mejor manera al equipo y controlar su trabajo. Por eso, deberás aprender a delegar tareas. Cuando lo hagas, presta atención a las habilidades y capacidad de cada empleado para darle a cada uno tareas que puedan cumplir con eficacia.

trabajo_equipo_2

  1. Cuenta cuáles son los objetivos y resultados a los que aspiras

De esta manera, quienes están a tu cargo sabrán lo que persigues con los proyectos que desarrollen.

  1. Brinda herramientas

Para que tus empleados se sientan cómodos y puedan cumplir su función, deberás darles las herramientas necesarias para hacerlo. Si logras que funcionen bien como grupo, las tareas que realicen serán de mejor calidad y así la firma podrá ahorrarse tiempo.

Para que tu equipo comprenda lo que pretendes de ellos, siempre dirígete con respeto hacia ellos.

CHICA VAMPIRO AHORA TRIUNFA EN PORTUGAL.

El canal BIGGS ha mejorado toda sus franjas horarias del prime time y Access primetime.

La serie Chica Vampiro empezó el 26 de Octubre y está de lunes a viernes a las 13h00 y a las 21h30 + repeticiones el domingo de las 12h a las 17h (reruns de los episodios de la semana).

Chica vampiro1

Los datos están muy por encima de la media del canal y la serie está sin duda a mejor la franja del primetime (entre Oct y Noviembre pasó de un media de 17,9 de Ratings a 38,5).

Chica Vampiro contribuye muy positivamente para subir la media del canal (está por encima de los 100%). Y es de las series que ya en Noviembre aparece entre las más vistas.

Hoy en jueves de salud: Cómo administrar tu tiempo

La falta de tiempo fue, es y será una de las principales preocupaciones de todo ejecutivo. Encontrar la mejor forma de aprovechar las horas de trabajo y además poder disfrutar de los momentos libres es una obsesión recurrente en el mundo laboral.

Si partimos de la premisa de que todas las personas cuentan con la misma cantidad de horas cada día, la diferencia entre quienes saben sacar crédito de ellas y quienes no, se reduce simplemente a una cuestión de administración.

tiempo

Por eso te damos 12 principios para administrar mejor tu tiempo:

1. Primero, las verduras. Tu mamá tenía razón. Siempre realiza la actividad más difícil en la mañana cuando tu energía y concentración se encuentran en su mejor nivel. Aplícate en las tareas más complejas lo antes posible. Cuanto más las dejes para después, más se te dificultará llevarlas a cabo. Define tus prioridades y trabaja de lo más a lo menos importante.

2. Piensa en carreras, no en maratones. No estamos diseñados para “estacionarnos” en un escritorio por ocho horas seguidas y hacer todo el trabajo. Cortos e ininterrumpidos momentos de concentración son la clave para hacer un buen trabajo. Consigue un temporizador de cocina o de celular. Prográmalo por 45 ó 60 minutos y no te detengas hasta que escuches la alarma. Te sorprenderá notar lo que puedes lograr en una hora sin interrupciones.

3. Sé egoísta. Una vez que hayas priorizado tu lista de pendientes, debes ponerla antes que las listas de los demás. Cuando eres capaz de terminar tu trabajo, estás en una mejor posición para ayudar a otros en sus proyectos. Recuerda que tu trabajo debe ir antes; siempre.

Clock faces, calendars and diary

4. Fija fechas. Cuando le pidas algo a alguien, no sólo se lo pidas, sino también especifica cuándo esperas recibirlo. Las cosas tienden a suceder más rápido cuando hay una fecha límite. Luego, escríbela en tu calendario.

5. Léelo una vez. Cuando tienes una lista interminable de emails, es crucial que tengas un buen sistema para leerlos. Léelos una sola vez y decide qué hacer con esa información, y luego, hazlo.  Haz lo mismo con todos los pendientes; “tócalos” una vez y déjalos ir.

6. Agrupa en temas parecidos. Organiza tu semana en días específicos para realizar ciertas tareas. Por ejemplo, los lunes y los miércoles enfócate en ver clientes y hacer ventas. Los martes y jueves reserva tiempo para escribir mails y trabajar en estrategias. La mañana del viernes para trabajar y la tarde para descansar. Saber cómo luce tu semana desde antes te facilita mentalizarte para cuando llegue el momento.

7. Hazle frente a las situaciones. No intentes adivinar lo que alguien quiso decir en un mail confuso; sólo ve y pregúntale. Esto te ahorra tiempo, energía y errores. La comunicación clara es clave.

8. Delega. Aprende a delegar más tareas. Cuando realmente lo hagas, te darás cuenta de cómo tu rol y tu trabajo pasarán al siguiente nivel. Conoce qué actividades haces bien por ti mismo, y delégales a los demás aquellas en las que sientas que no eres muy bueno.

images
9. Regístralo. Si no puedes entender a dónde se fue tu semana, es momento de que le eches un vistazo. Registra lo que haces cada hora durante una semana: desde que te levantas hasta que te duermes. Sólo así podrás encontrar los agujeros en tu calendario y descubrir si necesitas hacer cambios en tu vida u horarios.

10. Ejercítate. Si tienes mucho trabajo por delante, es común que te olvides de tu cuerpo. Hacer ejercicio regularmente te ayudará a eliminar toxinas, tener más energía, aumentar la concentración y dormir mejor.

11. Una cosa a la vez. Algunas veces necesitas disminuir tu velocidad para poder hacer un mejor trabajo. Al disminuir distracciones y enfocarte en una sola tarea serás más rápido.

12. Relájate. Nada es tan serio como para que no puedas reírte de eso. Una buena risa al día es esencial para disminuir tensiones y sí, también para terminar el trabajo. Aunque sea, ríete de ti mismo.

Hoy en jueves de salud: Manejo y solución de conflictos.

Los conflictos son inherentes a toda organización y/o grupo y se presentan debido a las discrepancias, desacuerdos u oposición entre dos o más partes. Es una situación en la que dos o más personas perciben que tienen intereses divergentes, lo que determina actitudes y opiniones diferentes, derivando – en algunas ocasiones – en un enfrentamiento. Esto es una condición propia del ser humano, con posibilidades de ser conducida, transformada y superada por las mismas partes, con o sin ayuda de terceros.

images

Si un conflicto es disfuncional

  • ¿Qué pueden hacer las partes para evitar que se intensifique? o también
  • ¿Qué opciones hay si un conflicto es demasiado débil y es necesario intensificarlo?

Esto nos lleva a las técnicas de manejo de conflicto. A continuación la lista de las principales técnicas de solución y estimulación que permiten a los administradores controlar los niveles del conflicto.

Técnicas para resolver conflictos

  • Soluciones de problemas: Juntar las partes en conflicto para identificar el problema y resolverlo en una discusión franca.
  • Metas de orden superior: Fijar una meta común que no se pueda alcanzar sin la cooperación de las partes en conflicto.
  • Ampliación de Recursos: Cuando un recurso es causado por escasez de recursos (digamos, dinero, oportunidades de ascender, espacio de oficina), ampliarlos puede ser una solución buena para todos.
  • Evasión:Apartarse de los conflictos o suprimirlos.
  • Allanamiento:Restar importancia a las diferencias al tiempo que se subrayan los intereses comunes de las partes del conflicto.
  • Arreglo: Cada parte del conflicto cede algo de valor.
  • Mandato: La administración recurre a su autoridad formal para resolver el conflicto y comunica sus deseos a las partes.
  • Modificar la variable humana: Aplicar las técnicas del cambio conducta, como capacitación en relaciones humanas para alterar las actitudes y los comportamientos que causan los conflictos.
  • Modificar las variables estructurales: Cambiar la estructura formal de la organización y los esquemas de relacionarse de las partes del conflicto mediante el cambio en el diseño de los puestos, transferencias, creación de posiciones de coordinación, etc.

NEGOCI1

Técnicas de estimulación de conflictos

  • Comunicación: Expedir mensajes ambiguos o amenazadores para intensificar los conflictos.
  • Traer gente de fuera: Incorporar en el grupo empleados con antecedentes, valores, actitudes o estilos administrativos que difieran de los miembros actuales.
  • Reestructurar la organización: Modificar la estructura de los grupos, alterar reglas y normas, aumentar la interdependencia, y hacer otros cambios estructurales semejantes para alterar el estado de las cosas.
  • Nombrar un “abogado del diablo”: Designar un crítico deliberado de la postura de la mayoría de los miembros.

Yo Soy Franky tiene gran éxito tanto en redes como en televisión.

Nickelodeon Latinoamérica anunció que su novela Yo soy Franky ha sido un éxito multiplataforma, generando más de 14 millones de puntos de contacto en la región a través de múltiples plataformas.

Según datos de IBOPE Media, en televisión lineal, la novela logró posicionarse como uno de los tres principales shows favoritos entre los chicos de 4 a 14 años y sus transmisiones han logrado las posiciones número uno y dos entre niñas de 7 a 14 años en Argentina, Colombia y México. A sólo tres meses de su lanzamiento, la producción ya ha sido vista por más de 4,5 millones de personas a lo largo de la región.

viapublica_maupuylaprida_sintunein

En las plataformas digitales como mundonick.com y la Nick App, la novela ha generado más del 50 por ciento del tráfico del sitio a la sección de programas y más de 170 mil vistas de video a través de la aplicación, de acuerdo datos de Ombniture.

En Facebook, Twitter, Instagram y Persicope, Yoy soy Franky ha logrado más de 100 mil interacciones por día. Además, los post de la novela han alcanzado a más de 10 millones de personas en la región y más de un millón de personas se han conectado con la novela a través de likes, shares, retweets y posts, desde su estreno el pasado mes de septiembre, según Sysomos.

Yo soy Franky sigue la historia de Franky, un androide con  apariencia de adolescente, pero en realidad es un proyecto secreto hecho por Sofía, una científica a la que Franky llama “mamá“. Aunque el cerebro de Franky opera como una súper computadora de última tecnología con acceso ilimitado a Internet y una gran memoria de almacenamiento, eso no le basta para pasar por una adolescente humana: Franky no entiende qué son los sentimientos ni para qué sirven, tampoco entiende los chistes ni las dobles intenciones.

YSF_property-header-480x270

Pero todo eso irá cambiando a medida que Franky viva la experiencia de tener familia, amigos, ¡y novio! En el colegio, estará siempre obligada a ocultar su verdadera identidad. Y en casa, deberá adaptarse a su rol de hija y hermana mayor, dos tareas complicadas para un ser tan excéntrico como Franky.