HOY EN NUESTOS JUEVES DE LA SALUD…¡¡¡VOLVIENDO A LO NATURAL!!!

Las frutas son los alimentos más ricos en vitaminas, y aportan el agua y los azúcares necesarios para ayuda a pasar un poquito el calor. Una manera divertida y saludable.

es ofrecer, como alternativa a la fruta que comemos en el plato, un sabroso y refrescante helado de fruta natural como postre o en la merienda.

Otra receta casera y sencilla para realizar helados, es mezclando 1 botella de jugo de fruta a elección, 1yogur griego y un puñado de cualquier fruta para decorar. Pon todos los ingredientes en la batidora, luego vierte la mezcla en los moldes para helados y decora con la fruta preferida. Recuerda ponerle un palito para sujetar el helado, y finalmente, coloca los moldes en el refrigerador hasta que estén listos y sólidos.

¡¡¡ Fácil y delicioso…todo es cuestión de hábitos saludables!!!

Sin título

Anuncios

Hoy en nuestro Jueves de Salud…consejos para tener una buena alimentación.

La dieta mediterránea aumenta un 10 por ciento el colesterol ‘bueno’

La dieta influye directamente sobre los niveles de colesterol unido a lipoproteínas de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés), también conocido como colesterol “bueno”. Así lo evidencia un estudio  publicado en abril en Revista Española de Cardiología, que ha puesto de manifiesto que ladieta mediterránea aumenta hasta en un 10 por ciento este tipo de colesterol frente a otras dietas que, por el contrario, incrementan los índices de triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad en sangre (colesterol “malo” o LDL).

Si hasta la fecha se sabía que los hábitos alimentarios poco saludables repercuten directamente sobre el colesterol malo y, por lo tanto, se asocian con un riesgo mayor de accidente cardiovascular, este nuevo trabajo confirma que, por el contrario, adoptar una dieta saludable incrementa los niveles de lipoproteínas de alta densidad, que se encargan de transportar el colesterol hacia el hígado para su excreción, protegiendo así el corazón (colesterol “bueno”).

Para llegar a esta conclusión, un grupo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares y del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (además de otros centros) analizaron de forma transversal los hábitos dietéticos de un total de 1.290 personas que participaron en un ensayo denominado Aragón Workers Health Study. Dicho estudio, basado en las respuestas de los participantes a un cuestionario sobre la frecuencia con que consumían una selección de 136 productos a lo largo de un año, permitió diferenciar con claridad dos patrones de dieta: por un lado, un perfil de dieta mediterránea (rica en verduras, frutas, frutos secos, carnes blancas, pescado y aceite de oliva) y un segundo perfil de dieta occidental (basada en la ingesta de productos lácteos, carnes rojas, comida rápida, derivados de cereales refinados y bollería).

salud

SEGUIMOS EN NUESTRO JUEVES DE SALUD CON EN EJERCICOS PARA PREVENIR EL ESTRÉS LABORAL…

¿Te sientes estresado en el trabajo y lo único que piensas es en tu hora de salida? Trata de relajarte para evitar que el estrés laboral impacte en tu productividad y en tu salud.

De acuerdo con el coach de Sistema Fitness, Carlos Velázquez, una buena técnica para relajar los músculos y despejar la mente después de pasar mucho tiempo sentado, es suspender tus labores por cinco minutos para realizar algunos ejercicios o estiramientos rápidos como los siguientes:

  • Elongaciones: Ponte de pie y estira tus brazos sobre tu cabeza. Inclínate hacia atrás y deja que tu columna vertebral forme una especie de arco. Regresa a la posición inicial. Esto te ayudará a eliminar de forma efectiva el estrés laboral acumulado en la espalda.
  • Cuello relajado: Olvídate del estrés laboral con este ejercicio. Ponte de pie y abre tus piernas a la altura de tus hombros. Coloca las manos en la cintura y mueve tu cabeza al frente y hacia atrás, como si dijeras que sí. Haz ocho repeticiones (cuatro de cada lado)
    • Estiramiento total: Ponte de pie y estira tus brazos sobre tu cabeza. Inclina tu cuerpo hacia la derecha y deja que tu mano izquierda se deslice sobre el brazo derecho. Regresa a la posición inicial y repite del otro lado. Esta postura elimina la tensión en cintura, espalda baja y músculos lumbares.

Sin título