10 FRASES QUE DEBES EVITAR EN EL TRABAJO

Algunos investigadores aseguran que el poder de las palabras influye directamente en el cerebro. Por eso, a través de ellas podemos lograr todos nuestros objetivos.

Los investigadores señalan que cuando una persona escucha la palabra “no”, su cerebro libera cortisol, una hormona del estrés que se encarga de poner al individuo en alerta, reduce sus funciones lógicas y la vuelve prejuiciosa frente a los demás.

En tanto, cuando se escucha la palabra “sí” genera una liberación de dopamina, la cual regula el mecanismo de recompensa del cerebro, por lo que deja una sensación de bienestar y apertura en la comunicación. Con esto se comprueba el poder de las palabras y su importancia dentro del entorno laboral.

Para los investigadores, las personas utilizan el lenguaje para influir en la mente de otra persona con el objetivo de lograr un resultado determinado. Para lograrlo, sólo debes elegir las palabras o frases que motiven a los demás y evitar aquellas que pongan en riesgo tu imagen profesional como las siguientes:trabajo intelectual

  1. “No es justo”. Evita pronunciar estas palabras si alguien obtiene algo mucho mejor que tú, aunque no lo creas conveniente. Mejor sé más proactivo para construir tus argumentos y evita las quejas.
  2. “No es mi problema”“no es mi trabajo”“no me pagan lo suficiente para esta actividad”. Con estas palabras demuestras una actitud despreocupada, individual y egoísta que limita rápidamente la promoción profesional.
  3. “No hay problema”. Evita usar esta frase cuando alguien te agradezca por algo, ya que reduces el significado de que fue un placer ayudarle e implica que la situación podría haber sido un problema en otras circunstancias. La respuesta más cortés y educada es “de nada” o “no hay de qué”.
  4. “Voy a intentarlo”. Estas palabras implican la posibilidad de un fracaso.
  5.  “Mi trabajo es malo”,“no me gusta esta empresa” o “es muy flojo”. Las palabras que implican insultos revelan inmadurez y falta de liderazgo. Evita los juicios hirientes y expresa tus inconformidades con tacto, consideración y neutralidad.
  6. “Pero siempre lo hemos hecho de esa manera”. Esta frase revela una actitud inflexible, poco interés para superarse y una mente cerrada.
  7. “Eso es imposible o no hay nada que hacer”. Con estas palabras transmites una actitud pesimista y perspectivas pasivas y sin esperanzas.
  8. “Puedo estar equivocado, pero”“esto puede ser una idea tonta, pero”. Estas frases reducen el impacto de lo que sigue y la credibilidad. Elimina cualquier frase que degrade la importancia de lo que eres o disminuye la importancia de lo que aportas.
  9. “¿No crees?”“¿de acuerdo?”. Con este tipo de lenguaje sólo cubres tu necesidad de aprobación. Evítalas si quieres demostrar confianza y seguridad en lo que dices.
  10. “No tengo tiempo para esto”, o “estoy demasiado ocupado”. Limita la empatía y no fomenta las relaciones positivas. Si es verdad, opta por decir: “Estaría encantado de discutir esto después de mis reuniones de la mañana”.

images (1)

Es importante utilizar un lenguaje que cautive, motive e inspire con claridad, confianza y credibilidad. Recuerda que un buen empleado siempre debe estar a la vanguardia, además de ser competitivo y rentable. ¡Muestra una actitud positiva y conviértete en un líder!

Anuncios

HOY EN JUEVES DE SALUD: 10 ALIMENTOS PARA MEJORAR LA CONCENTRACIÓN

Cada vez tenemos más distracciones a mano que atentan con nuestro trabajo. Hay ciertos alimentos que pueden mejorar la concentración, la memoria, la coordinación y los niveles cognitivos, y mantenerse en estado de alerta.

  1. Pan y galletas de grano entero

Al igual que otros carbohidratos, liberan un aminoácido, denominado L- Triptófano, que es absorbido por el cerebro para producir serotonina, un neurotransmisor que promueve la relajación y ayuda a inducir el sueño, explica el Centro de Salud para los Estudiantes de la Universidad Emory.

A pesar de sus beneficios, el exceso de consumo de carbohidratos puede afectar el desempeño de un trabajador en su empleo al sentirse demasiado cansado. En cambio, si el consumo es balanceado, te sentirás con energía para enfrentar cualquier desafío.

pan

Tips: La Universidad de Iowa recomienda seis estrategias para mejorar la concentración: 1) elimina las distracciones, 2) ajusta tus hábitos de trabajo, 3) mantente enfocado, 4) considera la dificultad de tus tareas, 5) disminuye los ruidos y 6) toma el control de tu atención.

  1. Pastas

Otra propiedad de los carbohidratos complejos es que proveen al cerebro de glucosa, una fuente de energía fundamental, explican los expertos de la Universidad de Emory. Y el cerebro necesita de energía para funcionar correctamente y permitir el funcionamiento cognitivo.

pastas

  1. Pollo

Las proteínas son otra de las fuentes necesarias para mantener una buena concentración. Cuando la proteína es consumida, se libera otro aminoácido: la L-tirosina, que se ocupa de sintetizar la noradrenalina y la dopamina. Ambas son fundamentales para pensar clara y rápidamente.

pollo

  1. Huevos

Ayudan a que el cerebro tenga memoria a largo plazo. Al igual que las otras proteínas, consumir huevos mejora el estado de “alerta” y de estabilidad. Otras importantes fuentes de proteína con similares virtudes son: las carnes magras, el pescado y los frijoles.

huevos

Los factores anti-concentración: Así como hay alimentos que pueden ayudar a que nos concentremos mejor, hay situaciones que pueden lograr el efecto contrario: los ruidos, las distracciones, demasiada o muy poca luz y la temperatura contribuyen a que podamos focalizar nuestra atención en aquello que queremos, explica la Universidad de Iowa.

  1. Leche descremada y yogur

Las proteínas son digeridas más lentamente que los carbohidratos. Como consecuencia, proveen al cuerpo y al cerebro de energía durante más tiempo, incluso cuando la energía de los carbohidratos se ha agotado.

leche y yogurt

  1. Nueces

Tienen las propiedades de las proteínas y también las virtudes de las grasas. Por lo que además de ayudarte a concentrar y a responder rápido en tu trabajo y estudio, ayudan a que el cerebro funcione correctamente.

nueces

Ni muy alegre ni muy triste: Otro factor que ayuda a que pongamos todos nuestros sentidos al servicio de eso que queremos leer, ver o escuchar es nuestro estado físico y emocional. Si nos sentimos mal o estamos enfermos, nos resultará imposible concentrarnos. Lo mismo con nuestro estado emocional.

  1. Aceite de oliva

Además de los carbohidratos y las proteínas, el tercer grupo alimenticio que favorece las funciones del cerebro son, ¡las grasas! Pero claro, para beneficiarse, es importante que elijas “grasas saludables”. Un buen ejemplo es el aceite de oliva. También el aceite de pescado.

aceite de oliva

  1. Aguacate

Las grasas son elementales en la dieta. Ayudan a absorber las grasas de las vitaminas solubles y ayudan a construir las celdas de las células nerviosas.

aguacate

  1. Salmón

Además de ser exquisito, este pescado de agua fría es una fuente rica de Omega-3. Entre la gran cantidad de virtudes de estos ácidos grasos, se ha descubierto que llevan al cerebro a su máximo rendimiento. Algunos estudios afirman que alivia los síntomas de la depresión y el trastorno bipolar, y previene la demencia.

salmon

  1. Sardinas

Como todos los “pescados azules”, son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3. Pero además, contienen otros ácidos: los omega-6, que previenen distintas enfermedades. Sin embargo, su consumo excesivo podría aumentar la propensión a la depresión.

sardinas

¡FELIZ CUMPLEAÑOS TELEVIDEO!

Hablar de Televideo en Colombia, es hablar de la escuela más grande de la industria de la televisión colombiana, y no es para menos, luego de 35 años de trabajo, Televideo se reconoce como una empresa líder, en donde se tiene presente el servicio al cliente y la calidad humana, fruto de la obsesión y dedicación de su presidente, su familia y sus colaboradores.

Desde su inicio, el 22 de julio de 1980, Francisco Muñoz Calle y Beatriz Delgado Velásquez forjaron su propio camino,  decidieron entregarse por completo a su trabajo y darnos como legado su ejemplo de vida.

Son muchas las personas que durante todos estos años de una manera u otra se han vinculado a ésta causa y la mantienen vigente, cientos de personas y familias, que aceptaron ser parte de ésta gran equipo ¡y que hoy celebran su cumpleaños!

Desde del fondo del corazón, llenos de orgullo y satisfacción, digamos juntos: ¡Feliz Cumpleaños Televideo!

tarjeta cumpleaños1

HOY EN LOS JUEVES DE SALUD: PREVINIENDO EL ESTRÉS LABORAL.

El estrés es una reacción fisiológica del organismo donde son partícipes distintos mecanismos de defensa para afrontar una situación demandante o amenazante para nuestra estabilidad. Podemos estar estresados y no nos damos cuenta.

Al acostumbrarnos a la vida tan agitada que llevamos, somos muchos los que ni siquiera nos percatamos del nivel de estrés que llevamos, solemos quitarle importancia al creer que no hay mucho que hacer para combatirlo, ya sea dentro de nuestra vida personal o laboral.

Al acostumbrarnos al estrés, es común encontrarnos con síntomas como ansiedad, inquietud, nerviosismo, temor o angustia, el problema es que es casi imposible darnos cuenta del problema si no nos tomamos el tiempo de vernos a nosotros mismos.

Increíblemente más del 15% de las enfermedades cardiovasculares en hombres y el 20% de las mujeres se deben al estrés relacionado con el trabajo, sumando algunas otras como problemas gastrointestinales o psicológicos.

Los principales estresores laborales son: la falta de control sobre nuestras tareas, ambiente laboral difícil, sobre carga de trabajo y alta responsabilidad por nivel de puesto.

El estrés es una respuesta natural difícil de evitar, sin embargo,  existen varias claves que podemos realizar de nuestro lado para combatirlo.

Antes de ir al trabajo

1. Mide bien tú tiempo. Aunque no lo crean, el levantarse tarde e ir en contra del reloj para llegar a tiempo a la oficina, puede ser un gran causante de estrés.

2. Repasa tus tareas del día. Haz un análisis rápido de tus responsabilidades diarias, asegurándote de llevar todo lo necesario para poder cubrirlas, de esa manera no tendrás que regresar por alguna cosa que hayas olvidado, causando un mayores tensiones a lo largo del día.

estrés-1

En el trabajo

3. Planea tus tareas. Es importante que pongas prioridad a tus responsabilidades. Sabemos que tienes muchas cosas por hacer, sin embargo, si no organizas adecuadamente tu atención a las prioritarias, todas pueden salir mal.

4. Deja un tiempo para pensar. Al sentirte ahogado por las numerosas tareas a entregar, son muchas las veces que las llevamos a cabo sin darle la precisa atención a cada una de ellas, presentando errores en las mismas. Esta situación reduce la eficiencia y productividad en TODOS los casos.

5. Toma un descanso. Son varias las empresas que cuentan con salas o cocinetas donde puedes reunirte con algunos compañeros para distraerte aunque sea 5 minutos.

stress-laboral